cotactomund De click en el banner para ir a la página del CRAJ o a la de
Nuestro patrocinador

Club de Radio Amateur de Jalisco, A.C.

LA TECOLOTITA No. 70

LA TECOLOTITA

Boletín Oficial


LA TECOLOTITA Año 9 No. 70 Enero de 1999

AÑO 9 NÚM. 70 Enero 1999


EDITORIAL

¡Cómo es este mundo de cambiante! Hace no muchos años dijimos aquí que las bandas de VHF estaban invadidas, eso era verdad entonces, entre los que utilizábamos principalmente la banda de 2 metros, había los que aún cuando tenían su permiso se servían de ella como el telefonito a su casa o a su negocio, los que sin permiso utilizaban una o varias frecuencias con fines netamente comerciales y por último los verdaderos radioaficionados que con esfuerzo instalan sus repetidoras para tener mayor alcance y que aun cuando no haya mucha concurrencia mantienen abiertos esos canales de comunicación.

Cuando algún colega va en su vehículo y lleva su estación móvil, se encontraba con infinidad de repetidoras activas a lo largo de su viaje entre distintas ciudades, ese colega se sentía acompañado porque durante el trayecto mantenía comunicación con varios radioaficionados y prácticamente hasta su destino estaba en constante comunicación, especialmente durante el día.

En las bandas de h.f. también se daba esta situación pero no a cualquier hora ni en cualquier banda, por ejemplo: en 40 metros alrededor del medio día y en la tarde, en 80 metros durante las horas de servicio de la Red Nacional de Emergencia en la noche.

En las bandas de h.f. la situación sigue igual, siempre dependiendo de las condiciones de propagación y de la cantidad de radioaficionados que las usan, que no son muchos.

Hoy las bandas de VHF se notan desiertas, los repetidores siguen ahí pero no hay quien conteste un llamado, aún de emergencia. Nos podemos pasar horas enteras escudriñando y no conseguimos oír a nadie.

Quizá hasta añoremos a los "piratas", aunque quizá esos sí podamos encontrarlos aún.

Adolfo Romero, XE1RM

ARTÍCULO TÉCNICO

ANTENAS MÓVILES, HERRAJES Y DEMÁS.

En los números pasados de La Tecolotita, hablamos de cómo construir las bobinas de carga y dimos valores de inductancias para las distintas bandas. Aquí están los datos pertinentes de número de vueltas y de calibre de alambre para esas inductancias.


Dimensiones sugeridas para las bobinas de carga.

L(mH)---#vueltas--#alambre---diám.(pulg.)---longitud(pulg.)
345 (mH) 135 vueltas #18 3" diam. 10" largo
150 (mH) 100 vueltas #16 2 1/2" diam. 10" largo
77 (mH) 75 vueltas #14 2 1/2" diam. 10" largo
77 (mH) 29 vueltas #12 5" diam. 4 1/4" largo
40 (mH) 28 vueltas #16 2 1/2" diam. 2" largo
40 (mH) - 34 vueltas - #12 - 2 1/2" diam. - 4 1/4" largo
20 (mH) - 17 vueltas - #16 - 2 1/2" diam. - 1 1/4" largo
20 (mH) - 22 vueltas - #12 - 2 1/2" diam. - 2 3/4" largo
8.6 (mH) - 16 vueltas - #14 - 2" diam. - 2" largo
8.6 (mH) - 15 vueltas - #12 - 2 1/2" diam. - 3" largo
4.5 (mH) - 10 vueltas - #14 - 2" diam. - 1 1/4" largo
4.5 (mH) - 12 vueltas - #2 - 2 1/2" diam. - 4" largo
2.5 (mH) - 8 vueltas - #12 - 2" diam. - 2" largo
2.5 (mH) - 8 vueltas - #6 - 2 3/8" diam. - 4 1/2" largo
1.25 (mH) - 6 vueltas - #12 - 1 3/4" diam. - 2" largo
1.25 (mH) - 6 vueltas - #6 - 2 3/8" diam. - 4 1/2" largo

Los valores de diámetro y longitud de bobinado están dados en pulgadas, el alambre es de cobre y debe estar cubierto con laca para que si las vueltas se juntan no haya contacto entre ellas.

La forma donde va a formarse la bobina puede ser de algún material plástico resistente, por ejemplo: PVC pero de buena calidad, porque algunos afectan mucho la inductancia cuando se mojan. De hecho casi todas las bobinas se ven afectadas con la humedad, aunque estén selladas con plástico irradiado que se encoge con el calor. Un material bueno es el "nylamid" por su dureza.

Si vamos a construir una bobina "al aire", es decir, sin algún soporte que le de forma, entonces tendremos que idear alguno temporal para usarlo durante la construcción y que después podamos removerlo fácilmente.

Si contamos con una de fábrica, no tendremos problemas, pero si deseamos construir una "casera", entonces también nuestras dotes mecánicas entran en juego. Primero nos conseguimos la varilla que vamos a utilizar entre la base y la bobina de carga según dijimos en el número anterior de La Tecolotita; si es de aluminio sólido o varilla acerada de 1/2 pulgada de diámetro, entonces seguimos el paso de hacerle el roscado en un extremo para asegurar la bobina de carga y en el otro extremo hacemos el roscado para fijar la varilla en la base.

Nótese que no hemos hablado de insertar algún resorte en la base de la antena o entre la varilla y la bobina de carga, que sería una buena precaución hacerlo, por lo menos entre la bobina y la varilla; no después de la bobina porque en caso de que golpeé en algún obstáculo no tendría ninguna forma de flexionarse y evitar que se destruya o se dañe.

LA BASE DE LA ANTENA MÓVIL

Hay varias formas de resolver este problema de cómo fijar todo el sistema aislado de la carrocería del vehículo. Se trata de fabricar un artefacto que soporte la varilla, la bobina de carga y el chicote de tal forma que con la velocidad no pierda su verticalidad.

La posición de la antena móvil con respecto a la carrocería es importante, sobre todo para mantener el patrón de radiación y los demás parámetros constantes, diseñaremos, basados en las experiencias y en los modelos de fábrica, una base que sea firme y además fácil de construir.

La forma más sencilla es construir un arnés que abrace la defensa posterior del vehículo. En ese arnés tendremos una placa soldada con una perforación que será nuestra base para la antena móvil. En la figura siguiente vean el diseño que sugerimos.

[base movil]

Algunas recomendaciones y trucos que se pueden seguir.

Si la bobina de carga que vamos a utilizar es del tipo "trampa de insectos" (bugcatcher) entonces veamos la figura siguiente que nos dará idea de cómo construir una similar.

[bobina de carga]

La bobina que se muestra es para la banda de 40 metros y está montada en un cuadro de plexiglas de 6" x 6" y 1/4 " de grueso y 4 barras de plexiglas de 1/2" de diámetro y 7" de largo. Las barras de plexiglas están ranuradas para asegurar el espaciado de la bobina. Para formar la bobina se usa un bote de Quaker que después se remueve. El alambre se fija con epoxy al plexiglas. Una barra de Nylamid se usa para fijar los herrajes que sostendrán la varilla (mástil) y el chicote del sistema.

Antes de iniciar el embobinado del alambre, es conveniente hacer que se estire hasta que pierda su efecto "resorte". Esto se logra fijando un extremo del alambre a un punto firme y tirando del otro extremo hasta que se sienta que dio de sí, es cuando ya perdió ese efecto "resorte" que a veces nos causa problemas para que el alambre se quede en el sitio que deseamos.

Este mismo efecto podemos evitarlo en los alambres que usamos para nuestras antenas de h.f.

Los datos de la bobina están en las tablas que ya dimos antes.

Por Adolfo Romero, XE1RM
xe1rm@qsl.net
REGRESAR A LA PAGINA PRINCIPAL

contactomund
	Club de Afiliados
Dele click en el banner.