cotactomund De click en el banner para ir a la página del CRAJ o a la de
Nuestro patrocinador

Club de Radio Amateur de Jalisco, A.C.

LA TECOLOTITA No. 65

LA TECOLOTITA

Boletín Oficial

LA TECOLOTITA Año 8 No. 65 Julio de 1998

AÑO 8 NÚM. 65 JULIO 1998


EDITORIAL

LAS TARJETAS DE QSL Y LOS DIPLOMAS QUE LAS REQUIEREN

De sobra se conoce que los principales diplomas que podemos obtener los radioaficionados son: el DXCC, el 5BDXCC, WAZ, WAC, WAS y otros, no tan codiciados. Para obtener estos reconocimientos, se requiere haber comunicado con muchos países, zonas del mundo, estados, continentes, etc. y para confirmar la validez de los comunicados se necesita enviar al organismo que los otorga, las correspondientes tarjetas de QSL o confirma-ciones que lo comprueben.

Por ejemplo: para el DXCC, se requieren por lo menos 100 tarjetas de QSL de otros tantos países diferentes. El costo para obtener cada una de las tarjetas es de por lo menos $ 14.00 pesos, casi $ 1.50 de dólar si se toma en cuenta de que se tuvo que enviar una tarjeta a los corresponsales por cada uno de los 100 países, y en el sobre donde se envió la tarjeta un billete de $ 1 dólar y en algunos casos 2 ó más, para que nuestro corresponsal pudiera a su vez enviarnos la correspondiente confirmación por vía aérea.

Nos preguntamos porqué la mayoría de comunicados a los que no les enviamos nuestra tarjeta y el billete verde, no nos confirman o por lo menos, dicha tarjeta tarda varios meses si no es que años en llegar a través de buró. La razón principal radica en el costo; pongamos el caso de una dxpedición que realizó 15,000 contactos; si los que la organizaron tuvieran que pagar además del viaje, dejar el trabajo, equipos y antenas, etc. otros $ 22,500 dólares por el envío de las tarjetas, entonces el costo de la expedición sería exagerado, aunque hay algunas expediciones que rebasan los 100,000 dólares de gastos. Esta es una de las razones por la que los organizadores de la expedición obtienen patrocínio de algunas firmas comerciales y también de algunos clubs interesados en el DX como el Northern California DX Club.

Lo mismo pasa a nivel personal, si tenemos al año mas de 1,000 contactos y somos de los que confirmamos todos los contactos, requerimos para confirmarlos $ 1,500 dólares más ó menos, pero para eso están los burós de QSL que nos resultan muy baratos. En el futuro, quién dice si no se van a poder confirmar los comunicados por medio de tarjetas recibidas por Internet, que sería el medio más barato hasta el momento para enviar correspondencia. Quizá no sea prematuro vaticinar que el Comite del DXCC vaya a aceptar este tipo de tarjetas que desde luego se puedan confirmar con la listas de comunicados de las dxpediciones que estas serían enviadas al comite del DXCC. Algunas listas ya las tenemos disponibles en Internet para verificar que nuestro contacto está asentado ahí.

El caso es que el ahorro en papel, timbres postales, tiempo y demás va a ser extraordinario, esperemos tiempos mejores en la radioafición.

Por Adolfo Romero, XE1RM
[email protected]

ARTÍCULO TÉCNICO


UNA INTRODUCCION COMPRENSIBLE SOBRE ANTENAS

Polarización de las Antenas

El dipolo, montado en posición horizontal es una antena POLARIZADA HORIZONTALMENTE. La dirección del campo eléctrico radiado por esta antena es paralelo a la superfície de la tierra. Si por alguna razón deseamos instalar ese dipolo en posición vertical, esa antena tendrá una POLARIZACION VERTICAL. es decir, su campo eléctrico será vertical a la superfície de la tierra.

En el rango de H.F., hay muy poca desventaja en usar una antena polarizada verticalmente. Hay una teoría que dice que las ondas que rebotan en la ionósfera, regresan a la tierra en polarización diferente de la que tenían, por eso es que las estaciones receptoras que usan antenas horizontales no experimentarán atenuación notable en las señales. Pero en V.H.F., donde la señal es directa, casi sin ninguna interrupción por objetos, las señales conservan su polarización y el efecto de atenuación entre una antena polarizada horizontalmente y otra polarizada verticalmente, es muy notable. Por ejemplo: los repetidores normalmente usan antenas verticales para recepción y para transmisión, debido a que las estaciones móviles también tienen antenas con esa polarización. Los operadores que usan SSB ó CW en V.H.F. tienen otras metas en mente y emplean antenas horizontales, incluso de varios elementos, con las que logran comunicados a grandes distancias, incluyendo el famoso rebote lunar.

Una ventaja de usar antenas verticales en H.F. es su bajo ángulo de radiación. Las comunicaciones a largas distancias se verán favorecidas, ya que el primer rebote es más largo y los rebotes subsecuentes tendrán menor atenuación. Una desventaja importante es que pueden recibir mas señales de ruido que normalmente tienden a ser de polarización vertical. Las antenas verticales también pueden diseñarse en arreglos direccionales que mejorarán los lóbulos de radiación en una dirección que interese.

ANTENAS ATERRIZADAS

Mientras que siempre se puede usar un dipolo en posición vertical, a menudo es impráctico, no es necesario usar diseños de media longitud de onda. Si un cuarto de onda vertical se instala sobre la superfície de la tierra que tenga buena conductividad (las zonas salinas pantanosas son ideales), las formas de onda de corriente y voltaje de una antena vertical en esas condiciones, la harán aparecer como la mitad de una antena de media longitud de onda.

La tierra de alta conductividad, actuando como un "espejo" eléctrico, suministrará la otra mitad del dipolo. La mitad de la antena perdida, se llama ELEMENTO IMAGEN.

Como el dipolo, la resistencia de radiación de una antena de cuarto de onda vertical, es baja en condiciones ideales.


LA TIERRA Y SUS CARACTERÍSTICAS

La tierra imperfecta (caso usual) compromete malamente el comportamiento de las antenas aterrizadas. Aún una varilla larga es insuficiente. Una antena vertical aterrizada requiere una buena superfície reflejante bajo ella, al menos de media longitud de onda de diámetro. Un disco de cobre de diámetro satisfactorio sería ideal, pero esto no es práctico. Las estaciones de onda larga (broadcastings) simulan el efecto de tierra con una red de alambres, cada uno de un cuerto de longitud de onda, dispuestos en forma radial cada 5°, razón por la que se conocen como RADIALES.

Esta forma de tierra artificial se conoce como PLANO DE TIERRA. Como ahora tenemos una tierra artificial, nosotros podemos elevar esa antena vertical, siempre que elevemos el plano de tierra, tan alto como sea práctico o posible. Los radioaficionados comunmente reducimos el plano de tierra a 4 radiales (los cuales trabajan bastante bien) e instalamos dichas antenas verticales en torres ó mástiles.

Continuaremos en el número 66 de La Tecolotita. Notas tomadas del HAMBOOK de VE3GFN M.J. Goldstein.

Por Adolfo Romero, XE1RM

xe1[email protected]
REGRESAR A LA PAGINA PRINCIPAL

contactomund
	Club de Afiliados
Dele click en el banner.