Primera actividad del 2006

 

              Como en años anteriores, realizamos la transmisión desde la isla de Florianópolis, para quienes deseen confirmar la IOTA, esta vez en modos digitales y utilizando la señal distintiva especial LO7E


IOTA SA-026  Isla de Florianópolis

Santa Catarina, Brasil

PP5/LO7E


          Una vez más, aprovechando mi viaje de vacaciones, se realizó la operación IOTA de la Isla de Florianópolis. Sin pretender mucho más que divertirnos y mantener contacto entre los amigos, se pudo, no obstante, aprovechar la ocasión para probar antenas, otros modos, chequear señales y facilitar la confirmación de la IOTA a quienes aún no lo han realizado; esta vez en modos digitales y utilizando la señal distintiva especial LO7E del Avellaneda Radio Club.

 

 

LOS CAMBIOS

 

         Mis vacaciones de este año venían con cambios; no sólo porque estoy mas viejo y gruñón, - como dirán algunos...- sino que además la perspectiva de operar nuevamente desde la isla no era tan interesante, ya que en años anteriores había concretado los objetivos de hablar en casi todas las bandas disponibles para mi categoría. Esto le quitaba un poco de atractivo a la cosa, pero aún así los equipos pensaba llevarlos, - Uno nunca sabe cuando tendrá una sorpresa...-.

       Había cambiado el vehículo, y en éste podría llevar más bártulos....eso si le ponía un portaequipajes; que discusiones familiares de por medio, y gracias a la ayuda de Juan Carlos, LW3DJC, al final llegó a buen término. No pude concretar la colocación de un soporte para la antena de HF, por problemática de la carrocería del vehículo, lo cual pospuso para otra oportunidad la operación desde móvil.

        Otra novedad significativa era que había adquirido una notebook, cosa que sí me tenía entusiasmado, ya que podría aprovechar todo el tiempo ocioso para terminar de ordenar y actualizar las páginas web del Radioclub y la propia, que venían con retrasos, propios de las ocupaciones laborales. También podría usar la máquina para operaciones de campaña en modos digitales. Surgió entonces renovada, la opción de operar desde la IOTA, pero esta vez en modos Digitales. Pero como ocurre siempre, la cosa se complicó por el lado de la tecnología, ya que las nuevas notebooks no cuentan con puertos serial como las PC de ecritorio para accionar el PTT del equipo cómodamente. Finalmente , luego de varias pruebas y opciones, conseguí un adaptador USB-serial que resolvió el problema.

          Con todo solucionado, los cambios que ofreció la notebook fueron aún más de los que pude preveer, ya que permitió captar imágenes de los comunicados, enviar fotos sacadas en el momento, y hasta adelantar partes de esta nota, que fueron escritas escrita mientras aún estoy en la isla.

 

LOS PREPARATIVOS

 

         Como ya mencioné, la operación en cuanto a elementos de radio se presentaba previsible por haber sido realizada en varias oportunidades anteriores, y armar el bolso de equipos y antenas se resumía prácticamente a elegir cuál de ellos usar en esta oportunidad.

          Buscando siempre las opciones que ofrecieran más cambios respecto a lo ya realizado, elegí el Alinco DX-70 para esta oportunidad, ya que por lo pronto era el más reducido y cuenta con la banda de 50 Mhz. Un transmatch MFJ de móvil y 2 fuentes, llevé 2; la ya probada Rugisa de 22 amperes y una renovada switching de PC reformada, sujeta a test. En lo que respecta a las interfaces para operar en modos digitales, opté por una clásica y ya probada y otra de accionamiento de PTT manual y monitor de audio, como resguardo; ambas construídas a última hora.

            El resto de los elementos, aunque muchos, no son novedad; cables, dipolos, balunes, aisladores, etc. que por otro lado, ya estaban bastante a mano de las últimas salidas de activaciones del Radioclub.

          Astu, mi coipo mascota, ayudó como siempre en la selección de los implementos, metiendo los bigotes en cuanto hueco encontraba y tratando de llevarse todo cable que yo descuidara. 

            La PC a usar sería, obviamente la nueva notebook, una Hewlet Packard Compaq nx6125, con un adaptador de USB a Serial para solucionar el tema del PTT del tranceptor.

 

LA INSTALACIÓN

 

        El lunes 16/01/2006 llegamos a Florianópolis sin problemas, y como en otra oportunidad, me reservaron el departamento del tercer piso, con terraza; Paulo, el encargado me hace el ademán de lanzar una plomada con la caña, diciéndome que podría volver a instalar allí mis antenas.... No sé de dónde sacó esas ideas !!!..... La ubicación era muy buena, aunque con sus bemoles a la hora de colocar dipolos.

        Bajé todo de la camioneta y comprobé que llegó sin daños, armé la estación de campaña sobre una mesa de luz, cerca de las ventanas, reservando una mesita plásica de jardín para la notebook,  por lo que lo único faltante era colocar alguna antena para empezar a probar, y de tener condiciones; avisar a los amigos y posibles interesados en confirmar la IOTA en digitales.

 

LA PRIMERA ANTENA

 

        Al segundo día de instalarme en el departamento del tercer piso del edificio, el cual como mencioné, posee una terraza  hacia la calle, y considerando algunos problemas de seguridad personal de los cuales daré detalles más adelante,  me concentré en tratar de ubicar una antena para la banda de 20 metros dentro de los límites de la terraza, la cual tiene forma de L cuyos lados miden aprox. 6 y 5 metros respectivamente.

         Prontamente armé un dipolo con un balún 1:1 en su centro, ubicando este último cerca del vértice de la terraza,  y extendiendo cada uno de los ramales en dirección de los laterales de la misma, sujetando todo con nylon de pesca. La altura sobre el barandal era de 1½ metros en promedio, lo cual seguramente afectaría el desempeño de la antena, lo mismo que su disposición en V acostada, que lo haría direccional hacia el sud-oeste, pero para comenzar con las pruebas era lo más rápido.

          Al conectar la antena al equipo la escucha me pareció pobre, pero por ser la mañana un horario no muy oportuno, dejé todo como estaba para volver a chequear recepción a la tarde. A las 16:00 Hs. algunas estaciones confirmaban que la antena escuchaba, pero no estaba convencido del rendimiento.

         Al recordar que había traído una caña de pesca de las llamadas "de pulso", telescópica, de fibra de vidrio y 5 metros de largo, decidí intentar un cuarto de onda tipo "ground-plane". Agregué un alambre de cobre que oficiaría de irradiante vertical desde el extremo de la caña hasta uno de los terminales del dipolo, uniendo los anteriores dos ramales en el otro, los que ahora harían las veces de planos de tierra. Solo faltaba sostener la caña en posición vertical y probar.... y bueno...unas vuestas de soga sobre la baranda fueron la clásica solución "provisoria - hasta siempre" .

        Nuevamente conecté al equipo y ahora sí las estaciones se escuchaban con más intensidad; probé entonces transmitir, ajustando con el transmach MFJ, y sin casi retocar comencé a llamar en modos digitales. Los reportes eran muy buenos y las escuchas perfectas, así que sólo bajé las ramas de lor radiales hasta la altura de la baranda, para que no molestaran a la visión y no toqué nada más sino hasta que se largó a llover, tras lo cual y luego de comprobar que había entrado agua en el balún, que decidí reemplazarlo directamente por un centro de dipolo, y poco después, agregué un tercer radial al conjunto, esta vez descolgándolo sobre el laterar del edificio hacia abajo, como para mejorar un poco la utópica irradiación unidireccional ideal.

          Las inmediatas charlas con los amigos de la Provincia de Buenos Aires confirmaban que no debía tocar más nada de la "antenacaña" y por supuesto...así quedó.


El asunto de los RAYOS....

 

           La zona, afectada por tormentas eléctricas muy frecuentes, obliga a todos los edificios, por bajos que estos sean, de instalar pararrayos.

            El pararrayos del edificio, superaba el extremo de mi antena en unos 2 metros, pero, no estando interesado en comprobar la eficacia del conjunto  pararrayos y bajada a tierra frente a mi estación de radio, preferí colapsar la caña cuando las tormentas se acercaban, para luego volver a desplegarla una vez superada la etapa de alta carga estática de la tormenta. 

 

 

 

Quién pudiera implementar algo así para las torres , No ? .....

Q

EL TRAFO DE MEDIA TENSIÓN

 

         Ya mencioné que la instalación de antenas en esta terraza tiene algunos problemas de seguridad; voy a aclarar ahora el porqué del asunto.

         Sobre la vereda del edificio están los tendidos eléctricos de media ( 13,2 KV.) y baja tensión ( 380 V.); el primero con tres líneas dispuestas horizontalmente y el segundo, un par de metros debajo, con 5 líneas dispuestas verticalmente. Ambos tendidos están aproximadamente a 2,5 metros del frente del edificio.

          En oportunidades anteriores, pasé los dipolos e hilos largos sobre ambos tendidos eléctricos, obviamente con cables aislados, pero que de caer sobre la red de media tensión, no sería suficiente para 13,2 KV. En otra oportunidad, pasé un dipolo entre ambos tendidos, o sea : por debajo de los 13,2 KV. y sobre los de 380 V. ; no tan riesgoso pero sí mucho más ruidoso....

           Y hablando de ruidos... también está el transformador de media tensión sobre un poste en la vereda, en la línea de la medianera del edificio. Y este año se escuchaba zumbar con bastante más fuerza que lo habitual. En un primer momento pensé que por el incremento de carga solicitada al mismo, provocada por los nuevos edificios que ahora debe alimentar, pero no era esa la causa.

           Como le comentaba en uno de los primeros comunicados a un amigo, al segundo día de mi llegada el tiempo se comenzó a descomponer, y ya que hacía casi 20 días que no llovía, me tildaban de "mufa". Bromas al margen, el hecho de que no lloviera había provocado que el salitre que habitualmente trae la brisa marina ( este trafo está a 25 metros de la playa ) se acumulara en forma desacostumbrada sobre los aisladores de porcelana y vidrio de las acometidas del trafo. La humedad ambiente, no era suficiente para provocar arcos, pero sí se producía el zumbido, audible desde la vereda.

            Cuando finalmente la lluvia comenzó a caer luego de tantos días, .... el espectáculo !!  En plena noche se resaltaba el efecto de los arcos voltaicos y chispas sobre los aisladores, cables y superficie del trafo; provocado por la sal acumulada y el agua que en combinación hacían el conductor en la superficie . Esto se repetía en otros trafos que a unos 100 metros veíamos desde la ventana, mientras llovía.     

             El efecto, obviamente provocado por la falta de "limpieza natural" que le dan las lluvias periódicas, me hizo pensar aún más seriamente sobre el potencial peligro de colocar el dipolo sobre los cables.

             Si bien en la foto no se aprecia tal cual se veían los arcos y chispas en ese momento ( debería haber tenido a mano una buena Reflex...) dá la idea de lo serio del asunto.

 

LA PRIMERA BAJA

 

            En uno de los tantos comunicados con Juan Carlos LW3DJC, en los que el operador  "no largaba el poncho", sucedió algo que hasta hoy nunca antes había ocurrido : el día 21/01, la fuente switching de PC reformada, no soportó y dijo BASTA!!

             Con una breve pero emotiva explosión y suelta de humo, dejó de mover su ventilador y apagó sus leds rojos definitivamente, dejando como recuerdo sus intensos 6 días de operación y su deseo de ser considerada donadora de componentes; cuya ablación se realizará a nuestro regreso a Avellaneda.

 

LA SEGUNDA ANTENA

 

            Con pocas ganas de trabajar, y con demasiados buenos resultados obtenidos con la antena vertical, la instalación del dipolo fué pospuesta hasta el 26/01, día en el que tomé coraje y comencé los cálculos de lanzamiento, ataduras, fijaciones y demás asuntos necesarios para no tener que lamentar consecuencias con el tendido del dipolo sobre los cables de 13,2 KV.

             Ya tenía por experiencia anterior la seguridad que por falta de espacio no podría poner aquí un dipolo para 80 metros, así que directamente corté una de las ramas del Windom que había llevado, convirtiéndolo en uno para 40, 20 y 10 metros.

               Utilicé esta vez la técnica de lanzar el plomo con la caña de pesca, utilizando el monofilamento como guía para arrastrar otro más grueso ( 0,90 mm.) que luego ataría el dipolo. Lancé el plomo sobre los árboles del terreno al otro lado de la calle y una vez que hice llegar el monofilamento a la terraza, até el dipolo y con la ayuda de mi esposa Sandra ( no me pregunten cómo hice para convencerla...) que mantenía el dipolo para que no tocara los cables de media tensión, extendí el dipolo, que quedó cruzando la calle, con una parte del lado corto sobre la terraza, y el balun y la línea de transmisión a unos 2 metros del edificio.

El dipolo preparado en la terraza el lanzamiento de la guía

         Con la segunda antena ya operativa, la estación quedó en condiciones de operar en mejor forma en la banda de 40 metros, aunque luego de compararla con la vertical, me pareció poca la ganancia respecto de aquella. 

 

           Eso sí, ahora la terraza ya se empezaba a parecer al QTH de un radioaficionado ..!!!

 

          Algunos Tips de la operación

 

           Como ya habrán advertido, la operación se centró básicamente en el modo BPSK y en la banda de 20 metros, no obstante, hubo bastante buenas condiciones para la banda de 40, aunque con muy pocos corresponsales, y por momentos, también se podía contactar en otros modos, como RTTY o SSTV, aunque también con muchas menos respuestas. Absolutamente nulas las bandas de 10 y 15 metros, en las cuales gasté bastantes minutos diarios llamando sin respuestas.

 

             Me dejó gratamente sorprendido la manera en que se comportó la antena vertical, no sólo por la sencillez con la que fué armada, sino por la recepción y los reportajes recibidos, ( espero que sean ciertos..) y la  cosa no termina allí, ya que muchos de los contactos en 40 metros los realicé con la misma antena, obviamente transmachada, lo que la convierte en una opción más que interesante para transmitir desde balcones, cosa que a no dudar, voy a probar en cuanto se presente la oportunidad.

               

             Las condiciones en la banda de 20 metros por las tardes, era tan buenas para la Argentina que prácticamente se podía "chatear" con los amigos sin perder ni un caracter de los mensajes, y en otras oportunidades, los mismos compatriotas, terminaban haciéndome QRM, ( obviamente de forma involuntaria ) y borrando algunas estaciones más lejanas, por la exelente forma en que llegaban a Florianópolis.

 

              Uno de los pocos problemas de orden técnico, (salvo claro está, la voladura de la switching...) fué la inestabilidad del mouse de la Notebook, que por momentos y de acuerdo a la banda utilizada, se mostraba errático y no muy dispuesto a colaborar; con el correspondiente desarreglo en las indicaciones, tipeos, etc. Era aún más evidente con el uso de la fuente switching, pero también se presentaba con la convencional, en algunas bandas altas.

 

              Respecto a los contactos realizados, y como saben quienes utilizan los modos digitales en forma habitual, hubo de casi todos los continentes, salvo Antártida y Oceanía, y en especial de la Argentina se pudo contactar desde la IOTA de Tierra del Fuego, hasta la Provincia de Salta.

 

              Aunque hacía bastante que no operaba en forma intensiva en modos digitales, no tuve problemas en confeccionar unas cuantas "Macros" para ayudar y agilizar la operación en caso de ser necesarias; aunque por lo general evité usarlas, salvo en los llamados CQ, dado que prefiero responder a cada corresponsal en su idioma, o por lo menos en el que ambos podamos entendernos mejor. Muchos compatriotas, respondían a mis llamados con sus macros en inglés, cosa entendible si se tiene en cuenta que con el uso del prefijo brasileño de Santa Catarina y el agregado de una señal distintiva especial que nunca antes había salido al aire, los llamados se veían algo extraños, y no de una estación Argentina.

 

                Volviendo al tema del uso de prefijos, hubo dos contactos llamativos : PY6/DG7DCL, Wolf;   un alemán que transmitía también desde Brasil y  OA4/N5FC, Monty; un Norteamericano que lo hacía desde Lima, Perú. Los tres confirmábamos que no tiene nada de extraño llevarse la radio y la computadora de vacaciones.

 

 

                                                                    

                                                          Para  LU7EO  o  LO7E   Avellaneda Radio Club

                                                                        LU9DPD   Daniel  Prieto   2006

 

 


Algunas capturas de imágenes de los comunicados , para que los amigos vean como llegan por Brasil

 

LW1DB BPSK LU5DIT BPSK LW5DUS BPSK LW3DJC BPSK
CX6AZZ  BPSK LU1EA BPSK DL1HZA BPSK LW1DB  RTTY
LU9DTC  BPSK , con distintas potencias LW3DJC  BPSK
LU7EFA  BPSK LU7EH  BPSK LU7EH  BPSK LU3ET  BPSK
I0DGB  BPSK LU1HH  BPSK K8KWT  BPSK PS7PIO  BPSK
LU3DVA  BPSK LW3DJC   BPSK LW7DFD  BPSK LU7EMA  BPSK
LW5DUS  BPSK PY3TW  BPSK LU6XAH  BPSK CX5UR  BPSK
LU6XAH  BPSK LW1EXU  BPSK CX4AAJ  BPSK Mensajes cortos en SSTV

 

SSTV

LW3DJC  SSTV LU7EMA  SSTV LU4EML  SSTV

 

 

Las "QSLs" recibidas durante la operación

 

La imagen del CQ en SSTV

 

 

Imagen  de nuestro CQ recibida por LW3DJC

 

La QSL de la operación IOTA

 

_

 

 

LU7EO Avellaneda Radio Club

www.lu7eo.org.ar

[email protected]  

 

 

 

_